Guía para la gestión preventiva de las instalaciones de los lugares de trabajo

El documento “Guía para la gestión preventiva de las instalaciones de los lugares de trabajo” selecciona once instalaciones de servicio o protección de entre todas las posibles, como las de uso más extendido en un lugar de trabajo ya sea su actividad industrial o no.

Para cada una de las instalaciones seleccionadas, el documento  resume y simplifica sus distintas fases por las que pasan desde que se diseñan hasta que se ponen fuera de uso o se desmantelan,  según los requisitos establecidos en la normativa de seguridad industrial. Además en la guía se indican los diferentes aspectos que un técnico de prevención puede controlar para asegurar que se cumplen los aspectos normativos más relevantes relacionados con la puesta en funcionamiento, la conservación y el buen uso de la instalación y, por lo tanto,  con la seguridad de los trabajadores afectados por la presencia de las mismas en los lugares de trabajo.

Para cada instalación se incluye un diagrama de flujo final que resume el contenido de los  requisitos legales que le aplican de  forma esquemática y visual.

Cada instalación puede descargarse e imprimirse de forma independiente facilitándose así su actualización y utilización.

 

00 Aspectos comunes a todas las instalaciones
    
01 Almacenamiento de productos químicos
Diaframa.01
    
02 Centros de transformación eléctrica
Diaframa.02
    
03 Instalaciones de gases combustibles
Diaframa.03
    
04 Instalaciones de protección contra incendios
Diaframa.04
    
05 Líneas aéreas de alta tensión
Diaframa.05

06 Instalaciones petrolíferas
Diaframa.06
    
07 Instalaciones frigoríficas
Diaframa.07
    
08 Instalaciones eléctricas de baja tensión
Diaframa.08
    
09 Instalaciones térmicas
Diaframa.09
    
10 Instalaciones ascensores
Diaframa.10
    
11 Instalaciones equipos a presión
Diaframa.11

Ver en la fuente original.

Guía para la gestión preventiva de las instalaciones de los lugares de trabajo

Guía para la gestión preventiva de las instalaciones de los lugares de trabajo

Otras publicaciones

Guía sobre las claves para la optimización de las instalaciones de calefacción individuales
  • 10 mar. 2015

  • 2723

Guía sobre las claves para la optimización de las instalaciones de calefacción individuales

Instalaciones Guía sobre las claves para la optimización de las instalaciones de calefacción individuales. Eficiencia energética y máximo confort con radiadores, elaborada por la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor por Agua Caliente (FEGECA), se pretende ilustrar de forma comprensible y útil las características y beneficios de los radiadores para la calefacción de edificios de viviendas. Guía sobre las claves para la optimización de las instalaciones de calefacción individuales Ver en la fuente original.

Rendimiento medio estacional de calefacción. Parte Teórica
  • 22 nov. 2017

  • 2002

Rendimiento medio estacional de calefacción. Parte Teórica

Eficiencia energética Instalaciones Esta guía ha sido redactada por ATECYR para el IDAE, con el objetivo de promocionar la eficiencia en el uso final de la energía en los edificios. El objetivo de esta guía es definir los aspectos más importantes para la estimación del rendimiento estacional de las instalaciones de calefacción según lo tipifican las normas europeas desarrolladas por el Comité Europeo de Normalización (CEN). Las referencias técnicas normativas están actualizadas a 2016.   Rendimiento medio estacional de calefacción. Parte Teórica. Guías IDAE 014 [ver online] Rendimiento medio estacional de calefacción. Parte Teórica. Guías IDAE 014 [descargar pdf] Ver en la fuente original.  

Criterios para la dirección de ejecución de instalaciones
  • 14 nov. 2016

  • 2247

Criterios para la dirección de ejecución de instalaciones

Dirección Ejecución Obra Instalaciones Las instalaciones en edificación quizá sean la rama de la construcción que más ha cambiado y evolucionado en lo últimos treinta años. Hemos  pasado  de  dotar  a  las  viviendas  de  unos  escuetos  servicios  de  suministro  de  agua,  evacuación  y  una  sencilla  instalación  eléctrica  a  construir  viviendas  inteligentes donde el nivel tecnológico requerido es exigente. Además,  no  estamos  hablando  de  edificios  o  viviendas  “fuera  de  lo  común”  sino  que los requisitos mínimos de cualquier vivienda media actual incluyen una amplia cobertura  eléctrica,  gas,  sistemas  de  calefacción,  refrigeración,  agua  caliente  con  equipos  de  captación  solar  y,  cada  vez  más,  sistemas  domóticos  para  optimizar  dichas instalaciones y otros elementos de la vivienda. Por tanto, hoy en día, el control de la ejecución de una obra implica no solo estar formado  en  el  control  de  los  elementos  tradicionales  de  un  edificio  (estructura,  cerramientos,  cubiertas  y  acabados)  sino  disponer  de  unos  conocimientos  sólidos  de  instalaciones  que  nos  permitan  controlar  su  recepción  en  obra  y  su  correcta  ejecución. Los criterios generales para la dirección de ejecución ya se plantearon en la guía de Fundación MUSAAT Recomendaciones para la dirección de la ejecución de obra. Es  decir,  los  criterios  a  la  hora  de  establecer  un  sistema  de  control  de  recepción,  control de ejecución y control de obra acabada no son diferentes respecto a otras fases de obra. En esta publicación nos hemos querido centrar en criterios específicos para garantizar una correcta ejecución de las unidades de obra correspondientes a instalaciones. Para ello, hemos establecido las fases de control a las que hace referencia el Código Técnico  (control  de  recepción,  control  de  ejecución  y  control  de  obra  acabada),  además  de  incluir  una  fase  inicial  de  estudio  del  proyecto  para  detectar  posibles  indefiniciones u omisiones que dificulten la fase de control de ejecución. Los criterios expuestos son una mezcla de requisitos normativos y experiencia previa de los autores, por lo que no deben interpretarse como obligaciones reglamentarias del director de ejecución sino, más bien, como recomendaciones susceptibles de ser observadas, mejoradas o ampliadas.