Con motivo de cumplirse 20 años de la entrada en vigor del RD1627/1997 de disposiciones mínimas de seguridad y salud en obras de construcción, se pretende analizar su evolución y efecto en las condiciones de trabajo en este ámbito y en la clarificación de sus exigencias, principalmente las relativas a las obligaciones y responsabilidades de los agentes
que participan en las obras de construcción.
El RD 1627/1997 estableció la figura del coordinador en materia de seguridad y salud en obras de construcción. Sus funciones, que han sido objeto de múltiples interpretaciones, han ido evolucionando con la experiencia de 20 años de aplicación de la norma. Interesa conocer el punto en el que estamos, desde la visión y la experiencia de los distintos profesionales que participan en la jornada, porque para conseguir la efectiva protección frente a los riesgos laborales de los trabajadores de la construcción, es necesario que cada agente asuma las obligaciones que le competen.

La Coordinación en materia de Seguridad y Salud en la construcción. 20 años de vigencia del RD 1627/97

Otras publicaciones

La cultura preventiva en el sector de la construcción: divulgación de buenas prácticas
  • 30 nov. 2016

  • 2893

La cultura preventiva en el sector de la construcción: divulgación de buenas prácticas

Seguridad y salud Este proyecto se realiza con la finalidad de colaborar en la búsqueda de soluciones que consigan un cambio de rumbo en los resultados del esfuerzo preventivo realizado por las pequeñas y medianas empresas del sector de la construcción, incidiendo, no en los aspectos técnicos de ejecución de las actividades inherentes a las obras, sino en el cambio cultural preciso para que la prevención sea un concepto realmente asumido por todos los integrantes de la empresa. Un cambio que deberá ser promovido por la dirección y trasladado después a los siguientes peldaños de la  escala jerárquica, para llegar finalmente hasta los trabajadores, con el objetivo de que se incorpore la seguridad a cada uno de sus actos y decisiones, no como consecuencia de un imperativo legal, sino por verdadera convicción. El objetivo final de este proceso se dirige a conseguir una disminución de los accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y cualquier otro daño para la salud, con el beneficio que esto supone tanto para los trabajadores como para la empresa, para quien representa un significativo ahorro en los costes asociados a la siniestralidad laboral. Por su parte, la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020 también incluye entre sus líneas de actuación promover la integración de la prevención, especialmente en pymes, y potenciar acciones que consoliden la cultura de la seguridad y salud en la empresa, como uno de los pilares fundamentales para ayudar a reducir la siniestralidad del sector.   Objetivos del proyecto Con el objetivo de dar respuesta a estas necesidades, fomentar la cultura preventiva y contribuir a la mejora del sector de la construcción, en materia de prevención, se elabora el presente manual, con la intención de: ■ Proporcionar a las empresas una herramienta de sensibilización hacia la prevención que ayude a valorar la repercusión de una adecuada cultura preventiva y a tomar conciencia de la importancia de incorporar los valores de la seguridad como un proceso transversal. ■ Facilitar estrategias, líneas de actuación e ideas prácticas que ayuden a las pymes a avanzar en el proceso de integración de la Prevención. ■ Divulgar buenas prácticas, implantadas en empresas de la construcción que han llevado a cabo acciones en esta línea con un resultado positivo, para poder utilizarlas como ejemplo para otras empresas del sector. La cultura preventiva en el sector de la construcción: divulgación de buenas prácticas Ver en la fuente original.

Directrices de buenas prácticas en Obras de Construcción
  • 30 abr. 2020

  • 850

Directrices de buenas prácticas en Obras de Construcción

Seguridad y salud Dirección Ejecución Obra En este documento se recoge una selección no exhaustiva de recomendaciones y medidas de contención adecuadas para garantizar la protección de la salud de los trabajadores frente a la exposición al coronavirus SARS-CoV-2 en las obras de construcción. Además, se exponen algunas cuestiones relacionadas con la gestión de la seguridad y salud laboral en las obras de construcción que se deben tener en cuenta a la hora de valorar la adopción de las medidas previstas en este documento. Con carácter más general deben considerarse también las recomendaciones para la vuelta al trabajo recogidas en el documento “Buenas prácticas en los centros de trabajo. Medidas para la prevención del contagios del COVID-19”, así como los criterios generales que se establecen en el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2. Directrices de buenas prácticas en Obras de Construcción. Medidas para la prevención de contagios del SARS-CoV-2 Ver en la fuente original.